¿Qué es la reserva de dominio?

En el vasto mundo de las transacciones comerciales, la reserva de dominio emerge como un elemento crucial, un pacto entre comprador y vendedor que va más allá de la simple transferencia de bienes. En este artículo, exploraremos a fondo la naturaleza de la reserva de dominio, su marco legal, su constitución, operaciones excluidas, y cómo se lleva a cabo su cancelación. Además, analizaremos su presencia en contratos de leasing y renting, así como los derechos fundamentales de ambas partes involucradas.

Reserva de dominio: Un acuerdo estratégico

La reserva de dominio es un acuerdo estratégico entre las partes en una transacción comercial, otorgando al vendedor la capacidad de retener la propiedad del bien hasta que el último plazo del precio acordado sea saldado. Este pacto, común en la compraventa de bienes muebles, se convierte en una herramienta esencial para garantizar el pago aplazado y gestionar la financiación de la operación.

Marco legal: Normativas y fundamentos

A pesar de que se ha cuestionado su equidad, la reserva de dominio encuentra respaldo legal en diversas normativas. El Código Civil, específicamente en el artículo 464, establece los efectos de la posesión, mientras que la Ley 7/1998 y la Ley 28/1998 regulan las condiciones generales de contratación y la venta a plazos de bienes muebles, respectivamente. Aunque no está regulada de manera específica, la reserva de dominio ha sido validada por fallos judiciales.

Constitución y funcionamiento práctico

La esencia de la reserva de dominio radica en la continuidad de la propiedad del vendedor hasta el pago total por parte del comprador. Este pacto otorga al comprador la posesión, uso y goce del bien, pero impide la transferencia de la propiedad a terceros. Funciona como una garantía de pago especial, permitiendo al vendedor reivindicar el bien en caso de incumplimiento.

El pacto se firma entre el vendedor y el comprador, siendo el vendedor el propietario si ofrece financiación y la entidad financiera beneficiaria en operaciones crediticias. Para su validez, la cláusula debe incluirse expresamente en el contrato y, en el caso de bienes muebles registrables, inscribirse en el Registro de Venta a Plazos de Bienes Muebles.

Operaciones excluidas y cancelación

La ley excluye ciertas operaciones de la reserva de dominio, como aquellas destinadas a la reventa, préstamos ocasionales sin fines de lucro y contratos de cuantía inferior a la determinada reglamentariamente. La cancelación del pacto se realiza con la constancia de pago total, presentada ante el Registro de Bienes Muebles para solicitar la caducidad de la titularidad e inscripción del nuevo titular.

Reserva de dominio en contratos específicos

En contratos de leasing y renting, la reserva de dominio se introduce, aunque la naturaleza jurídica de ambos difiere. El contrato de leasing busca la adquisición del uso, mientras que la venta a plazos busca la propiedad. Sin embargo, la cláusula de reserva de dominio es común en ambos casos, requiriendo su inscripción en el Registro de Bienes Muebles para su validez.

Protección de derechos de las partes

Este proceso plantea la necesidad de proteger los derechos de ambas partes. Para los compradores, es crucial defenderse de cláusulas abusivas, exigiendo claridad y visibilidad en la exposición de los términos. Por otro lado, los vendedores se benefician en casos de embargo o concurso del comprador, siempre y cuando la reserva de dominio esté debidamente registrada.

En conclusión, la reserva de dominio se erige como un pilar fundamental en las transacciones comerciales, proporcionando seguridad y equidad a ambas partes. Con un sólido respaldo legal, su correcta implementación y comprensión de sus implicaciones son esenciales para el éxito y la transparencia en las operaciones comerciales.

Si necesitas abogados especialistas, contacta con nosotros y llama al 932209453

Estamos en todas las ciudades de España, incluyendo MálagaSevillaBarcelonaGironaTarragonaOviedoZaragoza, entre otras.


Responsable: DEBIFY ALSP, S.L Finalidad: Dar respuesta a las solicitudes de información, legitimación: consentimiento del interesado, destinatarios: no se comunicarán datos a terceros, derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Política de Privacidad.

Debify ASLP SL, CIF: B42718080, inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona, Hoja 557512, Tomo 47626, Folio 58, Inscripción 1 . Carlos Guerrero Martin, Director Legal inscrito como Mediador en el Ministerio de Justicia. 

envelopephone-handset linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram