¿Cuándo prescribe una deuda entre particulares?

Las deudas entre particulares, es decir, aquellas obligaciones financieras contraídas entre individuos, están regidas por normativas legales que establecen los plazos para su prescripción. En este artículo, analizaremos detalladamente cuándo prescribe una deuda entre particulares, así como otros aspectos relevantes relacionados con este tema.

Plazo de prescripción de las deudas entre particulares

El plazo de prescripción de las deudas entre particulares se encuentra estipulado en el artículo 1964.2 del Código Civil, que establece que las acciones personales que no tengan un plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación. Es importante destacar que no existe una normativa específica que regule el plazo de prescripción de las deudas entre particulares, por lo que se aplica el plazo general de cinco años contenido en el Código Civil.

Inicio del plazo de prescripción

El plazo de prescripción de una deuda entre particulares comienza a contar desde la fecha de vencimiento de la misma. Es decir, desde el momento en que el pago de la deuda puede ser exigido por el acreedor.

Diferencia entre prescripción y caducidad de una deuda

Es fundamental entender la diferencia entre la prescripción y la caducidad de una deuda. La prescripción se refiere al periodo durante el cual el acreedor puede requerir al deudor para que pague la deuda. Por otro lado, la caducidad ocurre cuando la deuda deja de ser exigible, por lo que ya no se puede obligar al deudor a su pago. Es importante tener en cuenta que cada vez que el acreedor exige el pago al deudor, el plazo de prescripción se reinicia, otorgándole otros cinco años para reclamar la deuda nuevamente.

Consecuencias de no pagar una deuda entre particulares

Si un particular no paga una deuda que tiene con otro individuo, puede enfrentarse a una demanda legal y a la celebración de un juicio monitorio. En este caso, el juez competente verificará la existencia y exigibilidad de la deuda, así como su monto. Si el deudor no cumple con el requerimiento judicial de pago en un plazo de veinte días, o no presenta oposición efectiva, se procederá al embargo de su patrimonio de acuerdo con lo establecido en la legislación aplicable.

Alternativas para quienes no pueden pagar una deuda entre particulares

En caso de encontrarse en una situación económica complicada que impida el pago de una deuda, existe la posibilidad de acogerse al sistema establecido en la Ley de Segunda Oportunidad. Esta ley ofrece la posibilidad de reducir e incluso cancelar las deudas, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos, como tener múltiples acreedores. Para determinar si se cumplen los requisitos necesarios para acogerse a esta ley, se recomienda consultar a un abogado especializado en deudas y Ley de Segunda Oportunidad.

En conclusión, el plazo de prescripción de una deuda entre particulares es de cinco años, y es importante conocer tanto este plazo como las consecuencias legales de no cumplir con una obligación financiera. Ante dificultades para pagar una deuda, es fundamental explorar las alternativas legales disponibles para resolver la situación de manera adecuada y evitar posibles repercusiones legales.


Responsable: DEBIFY ALSP, S.L Finalidad: Dar respuesta a las solicitudes de información, legitimación: consentimiento del interesado, destinatarios: no se comunicarán datos a terceros, derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Política de Privacidad.

Debify ASLP SL, CIF: B42718080, inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona, Hoja 557512, Tomo 47626, Folio 58, Inscripción 1 . Carlos Guerrero Martin, Director Legal inscrito como Mediador en el Ministerio de Justicia. 

envelopephone-handset linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram