El concurso express en la nueva ley concursal

La nueva Ley Concursal ha actualizado el concurso express, ofreciendo una redacción más completa que introduce algunas novedades interesantes. La principal consiste en la apertura de un plazo de publicidad, que permite a los acreedores solicitar el nombramiento de un administrador concursal a su costa.

Se abre así la posibilidad de una mayor participación en el proceso, que no tiene coste para el concursado (más allá de su eventual consideración de culpabilidad) manteniendo las ventajas tradicionalmente asociadas a estos procedimientos abreviados.

Si tienes que cerrar la empresa y crees que el patrimonio será insuficiente para sufragar un concurso ordinario, contacta con nosotros. Te ayudaremos a pedir y tramitar el concurso express y a cerrar tu empresa de forma rápida y económica.

El concurso express tras el inicio de la pandemia

Una de las medidas destacadas que adoptó el Gobierno durante la pandemia fue la congelación de los procedimientos concursales. Así, se estableció una moratoria que permitía suspender la obligación de solicitar el concurso de acreedores y que concluirá el próximo día 30 de junio de 2022.

Pese al establecimiento de esta moratoria, algunas empresas han seguido recurriendo al proceso que hoy nos ocupa: el concurso express. A fin de cuentas, se trata de un proceso privilegiado, que permite la tramitación rápida, eficaz y segura del concurso de acreedores.

La nueva ley concursal y el concurso express

El fin de la moratoria concursal va a coincidir con la entrada en vigor de la nueva ley concursal. De los efectos de esta nueva regulación sobre la segunda oportunidad ya hablamos en otro artículo. Allí expresamos ciertas reservas. Pero lo cierto es que la redacción que el nuevo texto ha dado al proceso de concurso express nos parece mucho más acertada.

La nueva ley concursal ha acertado al agilizar el cierre de las empresas en quiebra, otorgando a los acreedores un instrumento de control que les permite participar en el proceso si consideran que su deudor puede hacerse cargo de parte de sus créditos.

Te puede interesar:   ¿Necesitas un abogado de deudas en Barcelona?

Como decimos, lo previsible es que esta nueva regulación del concurso express entre en vigor en el momento del alzamiento de la moratoria. Lo que, con toda probabilidad, supondrá un aumento en las solicitudes de este tipo de concurso, especialmente en el caso de pymes y micropymes.

El nuevo concurso express

Tradicionalmente, el concurso express ha permitido al deudor insolvente solicitar la apertura y conclusión simultáneas de su concurso. En unidad de acto, la autoridad judicial comprobaba que concurrieran los requisitos para solicitar el acceso a este sistema, abierto a aquellos casos en que el patrimonio del deudor resultara insuficiente para hacer frente al procedimiento concursal ordinario.

Entre las ventajas del concurso express se encuentra la economía, tanto en sentido monetario como procesal y temporal. También la posibilidad de evitar la fase de calificación, que en ocasiones podría conducir al deudor a la adquisición de responsabilidad civil.

Estas ventajas han llevado a muchas empresas a preferir este formato al ordinario. De hecho, como decíamos, han seguido registrándose solicitudes de procedimientos exprés durante la moratoria concursal.

Ahora, el nuevo concurso express ha roto el principio de unidad de acto para ofrecer a los acreedores un sistema de participación. Siendo esta la principal novedad, el procedimiento sigue siendo ágil y permite la liquidación y cierre de la empresa en sede extrajudicial.

¿Cómo funciona el nuevo concurso express?

El primer paso para iniciar el concurso express es presentar una solicitud al juzgado. Durante esta primera fase solo se comprobará que la empresa solicitante se encuentra en situación de insolvencia y que su activo será insuficiente para sufragar los gastos del proceso.

En este momento, el juez dará publicidad a la solicitud durante un plazo de 15 días, siendo esta la principal novedad del proceso. Durante este plazo, los acreedores que representen al menos un 5% del pasivo podrán solicitar que se nombre a un administrador concursal. La tarea de este profesional es comprobar que no existen indicios de acciones de reintegración, de responsabilidad contra el administrador o de calificación culpable del concurso.

Te puede interesar:   Cuánto cuesta un concurso de acreedores express

Se abren aquí dos posibilidades:

  1. Por un lado, que ningún acreedor solicite el nombramiento de un administrador. En este caso se acordará el archivo del procedimiento, por lo que el nuevo procedimiento funcionará como el anterior, con la salvedad del plazo de publicidad de 15 días.
  2. Por otro lado, que se solicite el nombramiento del administrador. En este caso, el profesional deberá emitir un informe sobre la concurrencia de los requisitos para el archivo del proceso en el plazo de un mes. Si detectara que hay indicios de acciones de reintegración, responsabilidad o culpabilidad, deberán ejercitarse en el plazo de dos meses.

Nótese que será el acreedor que haya solicitado el nombramiento del administrador quien corra con los gastos del mismo. De modo que la intervención del administrador concursal no supondrá un coste adicional para el deudor.

Valoración del nuevo procedimiento

El nuevo concurso express rescata la agilidad del antiguo procedimiento, si bien incluye una posibilidad hasta ahora inexistente: la posibilidad del acreedor de forzar un escrutinio del proceso por parte de un administrador, si bien a su costa.

Esto reduce las posibilidades de que el deudor culpable eluda su responsabilidad cuando esta sea flagrante. Sin embargo, mantiene todas las ventajas que tradicionalmente han ido asociadas al concurso express.

Además, aunque dota al acreedor de un nuevo instrumento, lo hace sin imponerlo a la cuenta del insolvente. Garantía, por tanto, que no tiene coste (inicial, al menos) para el concursado.

Se presenta así una redacción más específica, que en nuestra opinión conserva los beneficios del concurso express aportando a los acreedores la ocasión de participar. Lo que conllevará que esta forma de cierre de la empresa quebrada siga siendo la más recurrida siempre que se reúnan los requisitos legalmente exigidos.

Si este es tu caso, te invitamos a contactar con nosotros. En debify somos especialistas en concurso express, y podemos ayudarte a cerrar tu empresa de forma rápida y económica.


envelopephone-handset