¿Qué pasa si no pago un préstamo personal?

¿Qué pasa si no pago un préstamo personal? Cumplir con los compromisos financieros es esencial para mantener una salud financiera sólida, ya sea a nivel personal o empresarial. No cumplir con los pagos de un préstamo personal puede desencadenar diversas consecuencias, que varían en gravedad dependiendo del monto de la deuda y la duración del retraso en los pagos.

Incremento de la Deuda

Cuando alguien no cumple con los pagos de un préstamo personal, la deuda aumenta significativamente. Esto se debe a los intereses de demora que se generan desde el primer día de incumplimiento. Incluso un pequeño retraso en el pago resultará en intereses adicionales, lo que dificulta aún más el proceso de pago. La deuda se convierte en una espiral difícil de superar.

Reclamación Judicial

Si el deudor continúa sin responder a sus obligaciones financieras, la entidad prestamista puede optar por presentar una reclamación judicial de la deuda. El momento de tomar esta medida puede variar entre las entidades financieras, pero a menudo ocurre después de varios pagos incumplidos.

Embargo de Bienes

Si el deudor posee bienes y propiedades a su nombre, la entidad prestamista puede recurrir al embargo para cubrir la deuda pendiente. Esto generalmente comienza con el embargo de cuentas bancarias, nóminas o pensiones, y en casos extremos, puede incluir propiedades como viviendas o vehículos.

Listas de Morosos

Además de las consecuencias anteriores, aquellos que no cumplen con sus obligaciones financieras pueden ser incluidos en listas de morosos, como ASNEF o RAI. Estar en estas listas dificulta enormemente la obtención de futuros préstamos o créditos, independientemente de su importe o tasas de interés.

¿Hay Delito? ¿Cuáles son las consecuencias?

Contrario a la creencia común, no pagar un préstamo personal no constituye un delito y, por lo tanto, no conlleva penas de prisión ni antecedentes penales. Las consecuencias son de naturaleza civil y no penal.

Búsquedas de Soluciones

Ante estas adversidades, es fundamental buscar soluciones viables. El estrés generado por esta situación puede ser abrumador, junto con las llamadas de los acreedores. En este contexto, es esencial esforzarse por realizar los pagos o explorar alternativas prácticas, como la Ley de Segunda Oportunidad.

La Ley de Segunda Oportunidad como Solución

La Ley de Segunda Oportunidad es un recurso legal que brinda la oportunidad de empezar de nuevo a aquellas personas con deudas acumuladas, permitiendo la cancelación total o parcial de sus deudas pendientes.

Para acogerse a esta ley, es necesario cumplir ciertos requisitos, como demostrar insolvencia y buena fe, tener deudas por menos de 5 millones de euros y carecer de antecedentes penales específicos. Una vez se cumplen estos requisitos, se puede solicitar la cancelación de deudas ante un tribunal.

En Debify, somos abogados especializados en la Ley de Segunda Oportunidad y contamos con un historial de casos de éxito. Si deseas obtener información sin compromiso, puedes llamarnos al 93229453 o completar nuestro formulario de contacto, y un abogado experto analizará tu situación. Estamos aquí para ayudarte a encontrar una solución a tus problemas financieros.


Responsable: DEBIFY ALSP, S.L Finalidad: Dar respuesta a las solicitudes de información, legitimación: consentimiento del interesado, destinatarios: no se comunicarán datos a terceros, derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Política de Privacidad.

Debify ASLP SL, CIF: B42718080, inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona, Hoja 557512, Tomo 47626, Folio 58, Inscripción 1 . Carlos Guerrero Martin, Director Legal inscrito como Mediador en el Ministerio de Justicia. 

envelopephone-handset linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram