Perdonados 97.000 euros de deuda en A Coruña con la Segunda Oportunidad

Debify ha cancelado 97.000 euros de deuda en A Coruña gracias a la Ley de Segunda Oportunidad. Una norma que ofrece una nueva oportunidad a las personas naturales en situación de insolvencia.

En esta ocasión, el cliente consiguió que las deudas que le había dejado un negocio ruinoso se esfumaran, saneando su situación económica y devolviéndole la esperanza en un futuro más próspero.

El caso: cancelación de deudas a autónomo en A Coruña

Hace ya cuatro años desde que el cliente terminó su actividad como autónomo. Antes de eso, prestó servicios a empresas en un prometedor e innovador proyecto, que le llevó a contar con dos empleados y a tener una cartera de más de 50 clientes. Los números eran favorables, y el autónomo estuvo barajando la posibilidad de asociarse con un inversor, constituir una empresa y expandir el negocio.

Pero entonces su aventura se quebró. La sucesión de una serie de incidentes lo dejó sin capacidad de pago, lo que condujo a que algunos de sus proveedores principales dejaran de prestarle servicio y tuviera que cerrar. El cliente describe la situación como dramática.

<<Todo parecía un mal sueño. Años de crecimiento y todo se rompió en cuestión de semanas. Y lo peor es que no había nada que pudiera hacer. No dependía de mí. Ni siquiera podía conseguir financiación, porque me había casado hacía un par de meses, habíamos comprado la casa y estábamos hipotecados. No te imaginas la angustia de pasar de tener un negocio en funcionamiento a quedarte solo con las deudas. Hubo meses que tuve que pedir dinero a mis padres para pagar la luz, el agua y el gas>>.

Cuando contactó con nosotros, el ex autónomo seguía ahogado en deudas. Aseguraba que el banco le quería quitar la casa y que con su nuevo empleo no iba a poder liberarse de sus deudas jamás.

Te puede interesar:   Debify cancela deuda de 139.831 € en Barcelona con la Segunda Oportunidad

¿Cómo se perdonan las deudas con la Ley de Segunda Oportunidad?

Lo primero que hicimos cuando el cliente contactó con nosotros fue tranquilizarlo y pedirle que reuniera toda la documentación relativa a su estado patrimonial. Para pedir la Segunda Oportunidad tienes que presentar una solicitud que reúne información acerca de tus activos y pasivos, así como una lista de acreedores.

Resultó que la práctica totalidad de las deudas eran de carácter privado. Cancelar deudas con bancos, empresas y otras entidades privadas con la Segunda Oportunidad es más fácil que cancelar deudas públicas. Así que le explicamos que podíamos presentar la solicitud con elevadas expectativas de éxito.

También le explicamos el funcionamiento del proceso, para que supiera a qué se iba a enfrentar. Sabemos que en estos casos los clientes están en situación de zozobra, así que tratamos de mantenerlos informados de la marcha del asunto durante toda la tramitación del proceso.

Las fases de la Segunda Oportunidad

El proceso de Segunda Oportunidad tiene dos etapas. La primera consiste en una negociación para reestructurar las deudas y llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos.

Durante esta etapa se pueden aprovechar ya algunas de las ventajas del proceso. Se protege el patrimonio del insolvente, mientras se intenta llegar a un acuerdo con los acreedores que incluirá quitas de deuda, esperas y conversiones de créditos. El acuerdo se documenta en un plan de pagos, y generalmente basta con cumplirlo para que la situación económica del deudor se sanee.

Pero en ocasiones es imposible llegar a un acuerdo o cumplir el plan de pagos. Para estos casos, la norma regula un proceso judicial. Básicamente, el juez comprobará que el insolvente reúne los requisitos para acogerse a la Segunda Oportunidad. Basta con que sus deudas sean inferiores a cinco millones de euros y su deuda se haya contraído de buena fe. Es decir, que no existan indicios de que ha provocado su propia insolvencia.

Perdonados 97.000 euros en fase de negociación

En este caso no fue necesario llegar a solicitar la intervención judicial. Los acreedores de nuestro cliente entendieron que su situación le permitiría solicitar la exoneración de pagos. Por tanto, prefirieron intentar llegar a un acuerdo antes que perder sus expectativas de cobro una vez concedido el beneficio de exoneración.

Te puede interesar:   Debify cancela medio millón de euros en Málaga con la Segunda Oportunidad

Lo mejor de llegar a un acuerdo es que no es necesario liquidar el patrimonio del deudor. Por ejemplo, en este caso logramos que nuestro cliente se quedara con el domicilio familiar y una motocicleta que utiliza en la actualidad para ir y volver del trabajo.

Nuestro cliente asumió un plan de pagos cuya duración es de cinco años. Aunque tiene que seguir pagando, ahora ve la luz al final del túnel. Además, está contento de haber conservado su casa, y las cuotas mensuales que le han quedado no llegan a representar ni la tercera parte de las que abonaba antes de las negociaciones. Por tanto, ahora sí consigue llegar a final de mes.

Pero, lo más destacable, es que los acreedores le han perdonado 97.000 euros en el proceso. A fin de cuentas sabían que la deuda era excesiva para nuestro cliente, que no podría pagarla y que si llegaba a la fase judicial perderían su derecho de cobro.

Pero, ¿qué pasa si se incumple el plan de pagos?

Es cierto que en estos momentos el proceso no está completamente cerrado. Y es que, si nuestro cliente incumple el plan de pagos, sus acreedores podrán demandar su cumplimiento. En este caso se pasaría a la fase judicial directamente.

Durante la fase judicial se podría liquidar el patrimonio del deudor. Es el único riesgo al que se enfrentaría nuestro cliente, pues reúne los requisitos necesarios para solicitar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho.

Esto implica que podría cancelar sus deudas con la autorización judicial. Por tanto, es posible que el proceso renazca, pero aun así nuestro cliente no volverá a encontrarse en la desesperante situación que vivía antes de iniciar el proceso.

En resumen, gracias a la Segunda Oportunidad hemos conseguido que se perdonen 97.000 euros a nuestro cliente. Si también necesitas cancelar tus deudas en A Coruña, no dudes en contactar con nosotros.


Atención al cliente

932 20 94 53

Oficinas en Barcelona

Calle Travesera de Gracia, 30
Planta 3 C
08021, Barcelona

 

Oficinas en Madrid

P.º de la Castellana, 163,

28046, Madrid

 

envelopephone-handset