Cómo funciona la condonación de deudas

La condonación de deudas supone perdonar, total o parcialmente, un derecho que tiene el acreedor sobre el deudor. La condonación de deudas es una forma de extinción de una obligación, mediante un acto por el que el acreedor, libremente, renuncia al derecho que tiene frente a otra persona.

El Código Civil establece claramente que la obligación se extingue por el pago o cumplimiento, por la cosa debida, por la confusión de los derechos entre el acreedor y el deudor, por la compensación por la novación, y por la condonación de deuda

¿Quiénes pueden condonar una deuda?

La opción de poder extinguir cualquier tipo de responsabilidad le corresponde al acreedor, siempre y cuando le interese y tenga la voluntad de llevarla a cabo.

La condonación de deuda es una alternativa legal para las PYMES y los autónomos en la actual situación sanitaria generada por la COVID-19. Se trata de una alternativa que se debe tener en cuenta antes de pensar en el cierre de la empresa, o en el pre-concurso o concurso de acreedores (o concurso express).

¿Cuál es la razón principal de la condonación de deudas?

La condonación de deuda tiene como finalidad el cumplimiento de una determinada obligación. Esta situación sucede con frecuencia cuando se trata de una deuda bancaria o de préstamos al consumo.

En este caso se suelen establecer quitas o recortes sobre la deuda en porcentajes importantes, y puede restablecer la obtención de liquidez rápidamente, o en un plazo relativamente corto. 

Formalización de la condonación de deuda

La condonación de deuda puede hacerse de dos maneras:

Condonación expresa

La condonación expresa puede realizarse por acuerdo ante Notario, o documento privado de condonación. En este caso, el importe que corresponde es por medio del reconocimiento de deuda en donde quede reflejado dicho acuerdo.

Si es posible, y se está ante un procedimiento judicial por reclamación de deuda, debe homologarse ante el Juzgado que esté en conocimiento del expediente.

También es posible la condonación de deuda expresa a través de un pacto verbal de condonación, aunque no es lo recomendable. Para evitar este tipo de errores conviene contar con la asistencia de un abogado especializado en cancelación de deudas.

Condonación tácita

Según está previsto en el Código Civil, la condonación de deuda también puede llevarse a cabo de forma tácita. Se presumirá que existe un comportamiento tácito cuando existan actos concluyentes. Por ejemplo, la entrega del documento privado de un crédito que esté en posesión del deudor. 

¿Cuáles son los requisitos para la condonación de deuda entre particulares?

Por lo general, el perdón o la condonación de deuda se practica entre empresarios o profesionales, aunque también se realiza entre particulares.

Para que esto sea posible debe existir algún documento que acredite la existencia de una deuda o negocio jurídico fallido. Este debe acreditar la responsabilidad jurídica perjudicial, y por medio del mutuo acuerdo se decide resolverla a través de la condonación de deudas.

Esta figura es frecuente, por ejemplo, en los arrendamientos. Puede emplearse ante impago de rentas de alquiler, para evitar más perjuicios económicos al inquilino o la enervación del desahucio. El arrendador puede perdonar el importe de las rentas debidas, siempre y cuando el arrendatario abandone el inmueble en un plazo de pocos días.

Esta situación se puede apreciar en arrendamientos de viviendas y locales comerciales, donde la condonación de deuda es considerada como la mejor solución para evitar mayores gastos. Por ejemplo, por una demanda de desahucio.

También es frecuente que se acepte la condonación de parte de la deuda durante el proceso de segunda oportunidad. El acreedor sabe que el beneficio de exoneración conllevará la cancelación completa de la deuda, por lo que prefiere perdonar parte de la misma para poder cobrar el resto.

Intervención de un abogado

Si se está frente a un procedimiento judicial por reclamación de deuda, seguramente sea obligatoria la intervención de un abogado. Pero también es recomendable contar con su asistencia durante las negociaciones extrajudiciales.

Cuando existe un acuerdo extrajudicial, el abogado tendrá que entrar en funciones para plasmar los acuerdos encontrados entre las partes y homologarlos, para que sirvan como documento que justifique el acuerdo. 

Conclusiones

  • La condonación de deuda es la reorganización del caudal adeudado. Supone el perdón total o parcial de una deuda, para proporcionar a la parte endeudada un respiro económico.
  • Por tanto, se puede condonar una deuda de diferentes formas. Por ejemplo, disminuir el monto principal pendiente, parcial o totalmente, disminuir la tasa de interés del préstamo adeudado, o extender el plazo del préstamo, entre otras.
  • Cuando el incumplimiento del débito se percibe como grave, y el acreedor está dispuesto a considerar medidas de condonación de deuda, la mitigación del caudal debido puede ser la mejor alternativa.

El principal beneficio de la condonación para el acreedor es que, cuando se lleva a cabo, desiste de perder tiempo y aplicar distintas estrategias y tácticas para poder cobrar el adeudo establecido. A partir de aquí, todos los esfuerzos pueden ser encauzados en otras empresas e inversiones que generen utilidades y no en acciones intrascendentes o desprovistas de sentido práctico. En muchos casos, condonar una deuda es la opción más rentable, pues permite ahorrar tiempo y dinero.

Por eso, si tienes deudas pendientes puedes contratar a un abogado que te ayude a hacer ver al deudor que su mejor opción es condonar tu deuda total o parcialmente. En caso de no tener éxito podrá solicitar la segunda oportunidad, que conducirá a la cancelación total de aquellas deudas que no puedas pagar. Rellena el formulario si quieres que nuestro equipo se ponga manos a la obra.

Atención al cliente

932 20 94 53

Oficinas en Barcelona

Plaça de Gal·la Placídia, 1, 3,

08006, Barcelona

 

Oficinas en Madrid

P.º de la Castellana, 163,

28046, Madrid

 

envelopephone-handset