¿Cómo cambiar de abogado en la Ley de Segunda Oportunidad?

Existen diversas razones para cambiar de abogado en la Ley de Segunda Oportunidad. En la práctica, la falta de confianza en los conocimientos jurídicos, conflicto de intereses o incumplimiento en las responsabilidades profesionales, generan las dudas de los clientes.

La Ley de Segunda Oportunidad es una potente herramienta que permite a las personas físicas o autónomos restablecer su economía y retomar su camino laboral, profesional y personal.

Se trata de una Ley relativamente nueva sobre la cual no hubo suficiente difusión en el momento de su promulgación y, además, que no cualquier abogado conoce en detalle. Poco a poco se va utilizando más, con importantes beneficios para quienes tienen una deuda importante.

Supuestos para cambiar de abogado en la Ley de Segunda Oportunidad

El abogado contratado puede ser un excelente profesional en otras ramas del Derecho, pero no estar especializado en la Ley de Segunda Oportunidad. Es un error muy frecuente solicitar la ayuda de un abogado de confianza, sin pensar que se requieren conocimientos específicos en el caso de la Ley de Segunda Oportunidad.

El hecho de no conocer todas las pericias legales ni contar con los conocimientos específicos puede provocar que el cliente que tiene una deuda importante no pueda beneficiarse de todos mecanismos legales existentes.

Quien se acoge a la Ley de Segunda Oportunidad, normalmente se encuentra en una situación de insolvencia. Los honorarios del abogado deben ser razonables, claros y acordes con la responsabilidad profesional.

Un ejemplo que suele derivar en un cambio de abogado es que haya un engaño en el presupuesto inicial. Se pactó una cuantía y después el profesional aduce que dicho importe corresponde solo a una fase del procedimiento. Otro supuesto en el que los clientes quieran cambiar el abogado de Segunda Oportunidad, se produce cuando el profesional ejerce con una mala praxis.

  • En primer lugar, tiene la obligación de estar presente en cada etapa y mantener informado al cliente.
  • En segundo lugar, debe actuar de acuerdo con las decisiones del cliente. A modo de ejemplo, si el deudor desea firmar un acuerdo de pago pero el profesional desiste, no está cumpliendo con su responsabilidad.

En Debify puedes cancelar tus deudas desde 99,00 € al mes, incluyendo todas las etapas del procedimiento y con la máxima transparencia.

Cambiar abogado en la Ley de Segunda Oportunidad: negligencia legal

En la peor de las situaciones se puede detectar malicia o negligencia legal en el letrado. Antes de tomar una decisión basada solo en las emociones que generó su modo de actuar, es una buena opción realizar otra consulta, recabar una segunda opinión. Lo más práctico es hablar con otros abogados para conocer cómo habrían actuado en su lugar.

Si se observa que el abogado perjudicó los intereses de su cliente de forma negativa con malicia o por negligencia, dicho cliente afectado puede presentar la denuncia correspondiente. En la Ley de Segunda Oportunidad, un error profesional puede ocasionar importantes perjuicios al restablecimiento económico del afectado.

Para presentar una querella se requiere de un profesional del derecho experto en este tipo de procedimientos. Con las pruebas de que hubo malicia o negligencia que provocan un daño o perjuicio en el cliente, podría generarse el cobro de una indemnización por parte del letrado a su representado.

¿Quiénes pueden acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Esta normativa, vigente en España desde 2015, establece que podrán hacer uso del beneficio de Segunda Oportunidad personas físicas o autónomos que se encuentren en estado de insolvencia. Se trataría de deudores que no pueden cumplir con los compromisos asumidos por situaciones ajenas a su voluntad.

Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Las personas deudoras deben cumplir con una serie de requisitos para solicitar el beneficio. Si sus circunstancias no se adaptan a estos requerimientos establecidos por ley, no valdrá de nada cambiar el abogado en la Ley de Segunda Oportunidad:

  • Demostrar que existe insolvencia actual o inmediata, el patrimonio ya está liquidado o no hay patrimonio para enfrentar las deudas.
  • La cuantía total de la deuda no puede superar los 5 millones.
  • Buena fe del deudor.

¿Qué se entiende por buena fe del deudor?

La normativa establece los criterios básicos para definir la buena fe los deudores:

  • No se ha beneficiado con la Ley de Segunda Oportunidad en los 10 años anteriores.
  • Tampoco ha sido condenado por delitos económicos contra la Hacienda Pública, Seguridad Social, patrimonio o falsedad documental en los 10 años anteriores a la solicitud.
  • El deudor no ha rechazado una oferta de trabajo acorde a sus capacidades en los últimos 4 años.
  • No ha sido declarado culpable por delitos económicos o sociales.

Cambiar de abogado en la Ley de Segunda Oportunidad: Fases

Cada una de las etapas del procedimiento son muy importantes y es fundamental que el letrado acompañe e intervenga. La actuación del abogado en la presentación es importante, porque al iniciar el procedimiento se protege al cliente.

El juez suspende todos los actos ejecutivos en contra del deudor durante este periodo. Además, es responsabilidad del profesional notificar a su cliente de cada movimiento en el procedimiento.

  • Acuerdos extrajudiciales: se trata de un requisito para obtener después el beneficio de exoneración de deudas si no hay acuerdo previo. Se basa en una reunión en la cual las partes realizan propuestas de renegociación de las deudas. Las opciones más frecuentes son quita de deuda, alargamiento de plazos
  • Concurso consecutivo: cuando no se consigue acuerdo en la etapa extrajudicial que suele extenderse dos meses, el mediador concursal solicita la declaración de concurso en los juzgados mercantiles.
  • Exoneración de la deuda: siempre que en el concurso no haya sido declarado culpable el deudor y se cumplan con los requisitos, el juez tiene la facultad de exonerar de las deudas al solicitante bajo presunción que el patrimonio es insuficiente para el pago de las mismas

¿Pueden los acreedores revocar el beneficio de Segunda Oportunidad?

Durante un periodo de cinco años posteriores al beneficio de Segunda Oportunidad, existe esta posibilidad. Los acreedores tienen derecho a solicitar la revocación de BEPI si:

  • Detectan la existencia de patrimonio oculto durante el procedimiento.
  • Se incumple con un plan de pagos acordados durante el procedimiento.
  • La situación económica del deudor se ve mejorada ampliamente y podría hacer frente a las deudas.

Si te encuentras en una situación económica crítica, no dudes en completar nuestro formulario de contacto sin costo y nuestros abogados expertos en Ley de Segunda Oportunidad contactarán contigo para analizar tu caso y ofrecerte el mejor asesoramiento profesional.

Atención al cliente

932 20 94 53

Oficinas en Barcelona

Plaça de Gal·la Placídia, 1, 3,

08006, Barcelona

 

Oficinas en Madrid

P.º de la Castellana, 163,

28046, Madrid

 

envelopephone-handset